7 MUY FÁCILES ACCIONES PRO-AMBIENTALES

¿Por qué estas acciones pro-ambientales? Porque son muy fáciles, no admiten excusa

La idea detrás de este artículo es mencionar 7 acciones pro-ambientales, supremamente fáciles de materializar, para ayudar a preservar el planeta. Estas acciones propuestas desde ECOpresor no son propiamente novedosas, pero al ponerlas en práctica marcarán la diferencia. Además, no implican realizar grandes esfuerzos ni en tiempo ni en dinero; solamente se necesita un mínimo de conciencia para cambiar algunos hábitos.  Por ejemplo, dejar de arrojar un pequeño envoltorio plástico puede parecer insignificante, cuando en realidad se le restará a los cientos de toneladas de desechos similares que a diario degradan el planeta. Con esto en mente, pasemos a revisar las acciones pro-ambientales propuestas:

1. Tomar agua corriente

AGUA DEL GRIFO

En vez de beber agua de botellas y vasos plásticos desechables, siempre está la opción de consumirla directo del grifo o filtrada con carbón activo para llevarla en termos o, cuando sea posible, obtenerla directo de la fuente u origen. De esta manera se evita la acumulación de plásticos en toda clase de recursos hídricos. Esta simple acción, también, puede generar importantes ahorros personales, familiares e institucionales, pues el precio de un litro de agua embotellada es significativamente superior al del agua del grifo.

2. Dejar de utilizar pitillos o pajillas pláticas para tomar líquidos

NO MÁS PITILLOS

No hay nada de malo con tomar las bebidas directamente del vaso, recipiente o contenedor. Igual que ocurre con las botellas, vasos y cubiertos plásticos desechables, los pitillos o pajillas generan inmensas cantidades de plástico que terminan por afectar al medioambiente en diversas formas. No los consuma.

3. Bolsas plásticas

ACABAR LA INVASIÓN DE BOLSAS

Son muy prácticas, es cierto, pero excesivamente dañinas. Similar a lo que sucede con todos los plásticos desechables, las bolsas tienen normalmente un uso muy corto o limitado en comparación con la cantidad de años o siglos que pueden tardar en descomponerse. En todo caso, si tiene que utilizarlas, asegúrese de que sean adecuadamente dispuestas para su reciclaje. También existen alternativas, como bolsas elaboradas con otros materiales fácilmente biodegradables.

4. Libros, revistas, periódicos, catálogos y cuadernos digitales


Aún nos encontramos en una etapa de transición entre los textos soportados en papel y los documentos digitales. Lo digital es ideal para reemplazar el papel en muchos aspectos y, así, evitar talar árboles para fabricar papel destinado a la impresión de textos de cualquier tipo. Es muy práctico armar archivos y bibliotecas digitales, del tamaño que se quiera, y tenerlos disponibles para su consulta en cualquier momento y lugar.

5. Métodos alternativos de desplazamiento o transporte

ECO ENERGÍAS

Cuando sea razonable (en consideración a distancia, tiempo, salud, seguridad, conveniencia, etc.), se recomienda caminar, montar en bicicleta (inclusive eléctrica), compartir vehículos (si son eléctricos mejor) o utilizar otro medio que no implique contaminar.

6. Preferir la compra de productos con orígenes verdes


Recompensar a quienes se esfuerzan por proveer alimentos, ropa, vehículos, turismo, energía y, en general, productos más amigables con el medioambiente es una de las mejores ideas pro-ambientales. De esta manera se incentiva, directa e indirectamente, el cambio en el ciclo que va desde la producción hasta el consumo. A lo anterior debe sumarse la disposición apropiada de todo tipo de residuos. La idea es continuar abasteciéndonos a través de medios más eficientes, generando el menor impacto posible a lo largo del ciclo. En muchas ocasiones este tipo de productos son más costosos que los elaborados mediante métodos tradicionales, pero cada vez se agregan más y comienzan a competir con los viejos productos.

7. Reciclar y utilizar productos reciclados

Acciones pro.ambientales
RECICLAR

La clásica idea del reciclaje nunca pasa de moda y se torna a cada instante más dinámica y eficiente. Esta propuesta tienes dos aspectos principales: el reciclaje propiamente de productos contaminantes y el uso de productos reciclados. Sin duda alguna, el reciclaje es un concepto más generalizado; la mayoría de las personas saben en qué consiste y son conscientes de la necesidad de reciclar, pero todavía falta mucho camino por recorrer. Por eso mismo, debe fortalecerse la pedagogía e innovar en la facilitación de medios para la disposición de desechos destinados al reciclaje. El otro aspecto, consumir los productos reciclados, no es menos importante. Pese a esto, muchas personas no le dan todavía el suficiente valor a este tipo de productos. Similar a lo que ocurre con la elaboración de bienes verdes, es importante consumir los productos provenientes del reciclaje.


Son 7 ideas o acciones pro-ambientales del día a día. Con ellas se puede generar un cambio. ¿Cuántas ha puesto en práctica? ¿Ya ha pensado en las suyas propias? ¿Cuáles son?

Please follow and like us:

One thought on “7 MUY FÁCILES ACCIONES PRO-AMBIENTALES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *