LA GRAN CONCIENCIA INCONSCIENTE

En el mundo existe una gran conciencia inconsciente. La gran mayoría de los habitantes sabemos qué acciones, grandes o pequeñas, pueden afectar los entornos naturales y urbanos. Aún así, ponemos poco o nada de nuestra parte para evitar que, en última instancia, se produzcan daños ambientales.

Sabemos las Causas


Las bolsas plásticas para empacar todo tipo de productos y el desecho de las mismas sin que pasen por centros de reciclaje, el agua embotellada, el desperdicio de alimentos, la glotonería aunada al sedentarismo, el uso de combustibles cuyos residuos se esparcen en la atmósfera en forma de CO2, el descarte inadecuado de toda clase de baterías, la utilización de metales pesados en procesos mineros e industriales, la compra de animales silvestres para tenerlos como mascotas o para exhibirlos en zoológicos, no reciclar o reutilizar. la sobrepoblación mundial y la explotación masiva e ilimitada de los reinos animal, vegetal y mineral son apenas algunos ejemplos que ponen de manifiesto la existencia de una gran hipocresía, de una gran conciencia inconsciente.

La Verdadera Civilización


No se trata de dejar de lado los avances y comodidades del mundo civilizado como lo conocemos. La idea es adaptar nuestras conductas y acciones a sistemas y métodos amigables con nuestros entornos rurales y urbanos. La polución visual, auditiva y del aire se sufre a diario en centros urbanos de cualquier tamaño, desde grandes metrópolis hasta pequeños pueblos o caseríos. Nos permitimos darnos el “lujo” de consumir productos vegetales y animales contaminados con mercurio, otros metales pesados y químicos de una gran variedad. Esto no es sano y lo es menos cuando somos conscientes de que todos esos desequilibrios los producen las actividades humanas.

En definitiva, debemos preguntarnos, tanto como individuos como seres sociales, ¿de qué lado estamos? ¿Estamos del lado de la contaminación o de la preservación?

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *